[RELATO] Muzaiko (I)

Ir abajo

[RELATO] Muzaiko (I)

Mensaje por StellaNoxLeonhart el Jue Jun 17, 2010 6:16 pm

La arena era como polvo de plata al recibir los rayos de la luna, llena y colgada en el centro del cielo nocturno, acaparando todas las miradas que se dirigían a él.
La arena, la luna, el viento frío que movía las hojas de las palmeras, agitaba el mar, revolvía su cabello y movía todo aquello que fuera demasiado ligero...Antes le gustaba, pero a partir de esa noche lo aborrecería.
Miraba el mar, le parecía tan grande que se le antojaba solitario, como ella...Como su destino.
-¿Y ahora qué vas a hacer?-preguntó una voz su espalda.
Ella no contestó, se agachó para mirar mejor el charco de sangre mezclada con arena a sus pies, untó los dedos de la mano en la mezcla y la olfateó...Olía como como su ropa, como su cabello, como su espada, como su piel y como su antiguo maestro. También percibía un tenue olor a sal marina.
En silencio, una lágrima se escapó con osadía de sus claros ojos...y otra...y otra...y otras tantas más, todo en un silencio sepulcral, como si llorase en sueños.
¿No podía ser eso una pesadilla?
No...El brazo derecho le dolía demasiado como para estar realmente acomodada en su cama. Aquello era real como la vida misma...
¿Por qué a la gente la muerte se le antoja como un sueño? ¿Es por que la ve lejana? ¿Es por que nunca la ha experimentado en su propia piel? No importaba el motivo...La muerte era real...Dolorosamente real.
-No sé-Dijo con voz seca- Kobay...¿Qué acaba de pasar?
Kobay le dio la espalda y comenzó a caminar con pasos lentos y pesados, cojeando y arrastrando la espada, cuando hubo andado tres eternos metros, se detuvo, y sin mirar a su compañera dijo:
-Lo siento, Muzaiko, de verdad que lo siento.
Kobay reanudó su marcha, dejándola del todo sola.
Sola, sin nadie, indefensa...
Levantó la vista al cielo, la luna iluminó sus ojos, claros y grises como ella misma, empeñados ahora de lágrimas...
Solo las estrellas y la luna escucharon el grito de dolor de Muzaiko.
No supo cuántas horas se quedó en la orilla de aquella playa, sola con la naturaleza. No se movió, tan solo lloró, a veces en silencio, a veces gemía y suspiraba... Solo cuando los primeros rayos de sol apuñalaron a lo que quedaba de la noche se levantó, se dio la vuelta, giró la cabeza para mirar aquella playa por última vez y salió corriendo...No tardaría en salir en los periódicos la sangre que teñía la arena más alejada del mar...Y este no tardaría en devolver a su maestro, con su cuerpo arrasado.
Sin embargo, a ella no podían descubrirla...Bastante enfadado debía estar él ya con ella como para fallarle a la última promesa que le hizo...Y no podría cumplirla si la metían el resto de su vida en un laboratorio...
Los humanos nunca dejaban ser libre aquello que no conocían...Eran tan egocéntricos.
avatar
StellaNoxLeonhart
Mutante
Mutante

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 16/06/2010
Edad : 26
Localización : Murcia

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.