[Relato] La Lira y la Espada Capítulo I. Parte 1 de 2

Ir abajo

[Relato] La Lira y la Espada Capítulo I. Parte 1 de 2

Mensaje por tankardgod el Lun Jun 14, 2010 12:01 pm

La Lira y la Espada I 1 de 2
by ~tankardgod

-¿Qué cual es el secreto de mi fuerza? ¡Ya os gustaría saberlo!

Una pequeña multitud reía a carcajadas en torno a un hombre demasiado borracho cómo para tenerse en pie.

-¡En Murwald no se conocen trucos como los míos, no señor!

El borracho rugía y escupía mientras golpeaba la barra con una de sus enormes manazas, recostado sobre la barra de la posada, con la ropa de tela basta y la espesa barba rojiza empapadas de cerveza. Parecía un enorme oso pardo a punto de hibernar.

-¡Aún no ha pagado lo que ha bebido! ¡Y ahora pretenderá pasar la noche gratis! -El rollizo posadero trataba de despertar al oso a bofetones, pero por más que le cruzase la cara no lograba despertarlo, aunque a veces respondía a los golpes con algún eructo de su maloliente bocaza.

-¡Esto sin duda, merece una canción! ¡El oso gruñón y la morsa llorona!

Al parecer, el oso no era el único borracho de la sala aquella noche.

-¿Quién ha dicho eso? –Gruñó el posadero. Y casi al instante, de un rincón apenas iluminado de la estancia, llegó la suave melodía de una vieja lira.

La multitud de viajeros cansados, comerciantes obesos y putas baratas que abarrotaban la sala fue abriendo paso a un figura que se acercaba. Era un hombre joven de piel clara y ondulada melena negra, caminaba hacia el posadero con sus grandes ojos de un inusual color entre el verde y el oro clavados en él, y una sonrisa cáustica enmarcada en el rostro. Tocaba una vieja lira con destreza, y la cálida y alegre melodía que emanaba de ella ya había cautivado a la multitud. Mercenarios ebrios daban saltos y reían a carcajadas, campesinos y mercaderes brindaban con grandes jarras de vino y parecía que la mayoría de rameras del local se llevarían una o dos monedas de cobre aquella noche.

-¡Una canción! –Chilló una moza desde el fondo de la sala.

-¡Que cante el de la lira! –Exclamó un mercenario al otro extremo del local mientras golpeaba en el vientre a un campesino.

-¡Eso es! ¡Que cante! –La muchedumbre clamaba por una canción de taberna. El hombre de la lira se subió de un brinco a la barra llena de cerveza y cristales rotos de la posada y e hizo una reverencia, todo esto, sin dejar de tocar su suave melodía.

–Mi nombre es Edmund y mi apellido se lo llevó el viento una noche de invierno, y esta canción se llama: El oso gruñón y la morsa llorona

-El gentío estalló en carcajadas y el grasiento posadero, rojo de ira, corrió con pies pesados hacia las cocinas. Al fin, comenzó la canción:


Había una vez un bosque frío y gris,

allí vivía un oso, él tan feliz.

Una morsa pasaba por allí,

y el oso corrió hacia ella, con frenesí.

¡En mala hora tuviste que venir por aquí!

Porque hoy estoy hambriento,

¡Y voy a tener que comerte a ti!


El público no dejaba de aplaudir, y en aquel instante volvió de las cocinas el gordo posadero, esgrimía un ensangrentado cuchillo de carnicero y tenía los ojillos de cerdo inyectados en sangre, fijos en el hombre de la lira. Edmund cruzó su mirada con la del posadero y siguió con la canción.


¡Tenga piedad de mí!

¿No ve que soy todo grasa y orín?

¡Cierto! Le contestó el oso, todo gentil.

¡Piedad para un gordo infeliz!


La multitud prorrumpió en carcajadas ruidosas y prolongadas, algunos señalaban burlones al posadero, hasta los campesinos escuálidos y las putas picadas de viruelas se reían ya del pobre hombre.

-¡¡AAAAHHHG!! -Con el rostro rojo contorsionado en una mueca homicida, el posadero alzó el cuchillo y se abalanzó sobre Edmund. El bardo lo vio venir y saltó a la mesa de al lado, sin dejar que eso interrumpiese la canción. El cuchillo se estrelló contra la mesa segundos después, y la madera se deshizo en una nube de astillas.


Lloraba la morsa con desesperación,

y suplicaba al oso, su compasión.

Dejadme vivir, ¡ya que nada aprovechareis de mí!

El oso estaba impaciente ya,

por que empezaron a discutir en el almuerzo,

¡Y ya venía la cena!


-¡Deja de cantar! –Rugió el posadero enloquecido. Edmund dio otro salto y aterrizó sobre los anchos hombros de un herrero borracho, cogió impulso y saltó hacia otra mesa. El herrero soltó una maldición y golpeó a un mercader con tal fuerza que lo levantó en peso. El posadero corrió tras Edmund con el cuchillo preparado, y cuando estuvieron frente a frente se abalanzó sobre él.


La morsa lloró y suplicó

y al final al oso, conmovió.

¡Esta criatura haría vomitar a una cabra!

Le mostró el oso una poderosa zarpa,

Tal fue el susto, que la morsa llorona…

¡corrió y corrió y hasta la luna llegó!


El posadero cayó derribado al suelo cuando una de las botas de Edmund se le estrelló en pleno rostro. El impacto liberó una rociada de sudor y sangre. Edmund miró a su alrededor, ya nadie prestaba atención ni a la música ni a su peculiar reyerta, en su lugar la multitud se había enzarzado en una típica pelea de taberna. Un hombre con cota de malla golpeaba sin piedad a otro con un taburete, un par de putas se amenazaban con botellas de vino rotas y un campesino flacucho intentaba degollar a otro mientras discutía acaloradamente con una doncella de mirada aviesa. El posadero se levantó pesadamente del suelo con la boca ensangrentada.

– ¡La mano de mi hija al que me traiga la cabeza de este BUFÓN! -Rugió el posadero señalando con una mano al bardo y con la otra a su hija, que se encontraba fregando un charco de vómito en un rincón del local. Al instante todos los hombres de la posada dejaron lo que estaban haciendo y fijaron la vista en la hija del posadero. -¡Veinticinco primaveras! ¡Toda virtud y buenas maneras! -Anunció el posadero, tras unos tensos segundos de silencio, un mercenario de rostro curtido arqueó una ceja.

-¡Dos piezas de cobre a que todavía es doncella!

Y seguramente lo era, la muchacha era exactamente igual que su padre, aunque no tenía tanta barba.

–Está bien…-Sollozó el posadero. –Dos piezas de plata.

A Edmund se le hizo un nudo en la garganta al ver como un brillo codicioso empezaba a relucir en los ojos enrojecidos de la multitud, "Hora de irse Ed…" -pensó para sus adentros.

Una docena de hombres y mujeres borrachos como cubas y armados con puñales, botellas rotas, taburetes y palos astillados cargaron contra Edmund al tiempo que se empujaban y propinaban golpes unos contra otros. El bardo guardó a toda prisa la lira y saltó de la mesa en la que estaba subido, justo a tiempo de esquivar un barril de cerveza que iba directo a su cabeza. El barril se estrelló en la pared y la posada entera se llenó de cerveza.

Edmund desarmó a una campesina, fea como ahorcar un niño, y la derribó de una zancadilla. Dos mercenarios envueltos en cota de malla pasaron por encima de ella y sus espadas buscaron el cuello del bardo, pero Edmund logró esquivarlos. Uno de los mercenarios resbaló en un charco de cerveza y cayó al suelo entre maldiciones; el otro se detuvo a ayudarle pero los arrolló una horda de campesinos famélicos tras que no dudaron en pasarles por encima. El bardo estaba acorralado, llevaba a la espalda una espada enfundada pero había desenvainado un modesto puñal de hierro.

-¡Si queréis mi cabeza, es vuestra! ¡Pero antes tendréis que quitármela!

Parte 1/2

¿Puede un bardo tocar la lira además de cortar en pedazos
a los malos? SÍ.

Ha llegado el BARDO, y con él, la guerra.
¡Unete a la batalla por el trono Blanco! ¿Destronarías al mal para que reinase el bien? ¿O para reinar tú?

¿Salvará el reino? ¿Conseguirá a la chica?
¿Se cargará a los malos? Quién sabe...

...............................................................................................

Primer capítulo de mi novela de literatura fantástica.

La lira y la espada es un drama de acción con influencia del manga y el anime.

Empezó siendo una chorrada que hice por puro aburrimiento. Sin embargo, a medida que iba escribiendo la historia se volvía cada vez más compleja y menos humorística. Hasta llegar a un punto en que el humor sigue estando presente, pero como algo secundario. En favor de el dramatismo y la epicidad.

Y con la tontería llevo ya 24 capítulos... xD

Espero que os guste.


Última edición por tankardgod el Jue Jun 17, 2010 12:34 pm, editado 1 vez
avatar
tankardgod
Mutante
Mutante

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 14/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: [Relato] La Lira y la Espada Capítulo I. Parte 1 de 2

Mensaje por manganato el Lun Jun 14, 2010 3:37 pm

me ha gustado si señor xDD, sigue publicando buen hombre que veamos si la cosa se pone interesante xDDD

_________________
avatar
manganato
Targaryen
Targaryen

Mensajes : 513
Fecha de inscripción : 24/12/2009
Edad : 33
Localización : En una cueva allá por Archena

Volver arriba Ir abajo

Re: [Relato] La Lira y la Espada Capítulo I. Parte 1 de 2

Mensaje por Rip el Lun Jun 14, 2010 4:03 pm

Ya lo creo que se pone interesante despues xD

Pero tio al menos haber borrao '':icontankardgod:
La Lira y la Espada I 1 de 2 by ~tankardgod
Literature / Prose / Fiction / Fantasy & Historical / Introductions & Chapters ©️2010 ~tankardgod''
del deviantart xDD

Sube más! yeah
avatar
Rip
Stark
Stark

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 11/06/2010
Edad : 27
Localización : Mad Bunny Hospital

http://ripkan.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: [Relato] La Lira y la Espada Capítulo I. Parte 1 de 2

Mensaje por kurono el Lun Jun 14, 2010 10:26 pm

Tengo que decir que me ha sorprendido lo bastante como para dejar un comentario positivo. Suelo huír de las historias que comiencen con un diálogo o que tengan canciones, pero el estilo me gusta y me ha divertido. Habrá que ver como avanza...

Un par de apuntes que no puedo callarme:
¿Qué cual es el secreto de mi fuerza?
Esos acentos invertidos me están matando. Debería ser "¿Que cuál..."
¡Cierto! Le contestó el oso, todo gentil.
Se agradece que hayas escrito "todo" en lugar de "tó", pero no pega ni con cola...
avatar
kurono
Mutante
Mutante

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 12/06/2010
Localización : Murcia

Volver arriba Ir abajo

Re: [Relato] La Lira y la Espada Capítulo I. Parte 1 de 2

Mensaje por tankardgod el Miér Jun 16, 2010 11:42 am

jaja gracias! xD subiré más partes.
Esos malditos acentos... arg
avatar
tankardgod
Mutante
Mutante

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 14/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: [Relato] La Lira y la Espada Capítulo I. Parte 1 de 2

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.